El ritmo bajó en el nivel 4

El ritmo bajó en el nivel 4

Poker Room
Mercredi 12 Décembre 2018

Poco ha cambiado este Día 1a tras la disputa del nivel 4, 45 minutos en los que ha pasado más bien poco. El número de participantes se ha elevado hasta las 76 entradas, aunque ahora mismo solo 63 jugadores siguen en pie peleando por colarse en el Día 2.

Las cosas le fueron bien a Ramón Romero, que tras toparse con el poker de Clapers veía como su stack descendía hasta los infiernos. Con poco más de 10.000 puntos, Romero no se volvió loco y poco ha poco ha ido remontando hasta superar ampliamente el stack inicial. Su pila muestra ahora 42.000 puntos, pero lo más importante es su moral, que ahora está por la nubes.

Menos lo ha disfrutado Manel Sánchez, que se metía en una mano con calzador y terminaba ligeramente trasquilado. En esa mano, la acción comenzaba con el raise de Alejandro Corbalán en UTG a 750 puntos. Justo a su izquierda hacían call, pero Didac Clarés decidía elevar la cuantía hasta los 3.000 puntos. En la ciega pequeña, Manel Sánchez hacía call, y eso empujaba a pagar a Paul Lozano en la ciega grande.

Cuando la acción volvió a Corbalán, este pensaba durante unos segundos su movimiento, pero ante tanta acción decidía hacer call, lo que también empujaba al rival de su izquierda a unirse a la fiesta.

"Con cinco muñecos en la mano" (® Didac Clarés) , el dealer destapó un flop con el que nadie se atrevió a meter una sola ficha. El turn fue un y, tras el check de las ciegas, esta vez Corbalán si decidió hacer una apuesta, concretamente de 6.500 puntos. El jugador de su izquierda pagaba de nuevo, y Manel Sánchez se apuntaba en la ciega pequeña.

Con solo tres jugadores de los cinco que habían comenzado en la mano, el dealer descubrió un en el river que, a priori, no iba a cambiar nada. Sánchez pasó por tercera vez, Corbalán apostó de nuevo, en esta ocasión 10.000 puntos, y en esta ocasión solo Sánchez optó por el call.

Alejandro Corbalán mostraba entonces su , lo que era suficiente para superar al de Manel Sánchez, que se quedaba con apenas un puñado de puntos.

Después de esa mano, Corbalán se hacía con un stack de unos 72.000 puntos, lo que le coloca entre los mejores stacks en este momento.

 

Étiquette: